Calle Velázquez 109. Madrid | Tlf: (+34) 919 994 990 | Mail: info@capitalea.es

Dinero Electrónico o e-money

Dinero Electrónico, ventajas, inconvenientes, entidades de dinero electrónico, prevención de blanqueo de capitales, normativa y mucho más

Dinero Electrónico y Entidades de Dinero Electrónico. Prevención de Blanqueo de Capitales.

El dinero electrónico, también conocido como e-money o dinero digital, confome al proceso progresivo de la tecnología y la actual globalización de la economiía se vislumbra como el eje del sistema financiero. En este post vamos a abordar su definición, claves, normativa, entidades de dinero electrónico y aspectos relacionados con la prevención de blanqueo de capitales.

Dinero electrónico: definición.

El dinero electrónico, también conocido como e-money o dinero digital, es un medio de intercambio que se encuentra almacenado en un dispositivo electrónico, como una tarjeta inteligente o una aplicación móvil, en lugar de en forma física, como monedas o billetes. Este tipo de dinero se utiliza cada vez más en la sociedad actual debido a su conveniencia y facilidad de uso en transacciones cotidianas.

En términos generales, el dinero electrónico se puede definir como cualquier valor monetario representado digitalmente, que es emitido por una entidad autorizada y aceptado por el público en general como medio de pago. A diferencia del dinero tradicional, que está respaldado por activos físicos como oro o divisas, el dinero electrónico se basa en la confianza en la entidad emisora y en la tecnología que lo respalda.

La utilidad del dinero electrónico radica en su capacidad para facilitar transacciones rápidas y seguras, tanto en línea como en persona. Permite realizar pagos instantáneos, transferencias de dinero y compras en línea de manera conveniente, sin la necesidad de llevar efectivo físico. Esto lo hace especialmente útil en un mundo cada vez más digitalizado, donde las transacciones electrónicas son la norma.

Ventajas e Inconvenientes del dinero electrónico.

Entre las ventajas del dinero electrónico se encuentran:

Conveniencia: Permite realizar transacciones en cualquier momento y lugar, utilizando dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes o computadoras.

Seguridad: Las transacciones electrónicas suelen ser más seguras que el efectivo, ya que están protegidas por medidas de seguridad como la encriptación y la autenticación biométrica.

Control del gasto: Con el dinero electrónico, es más fácil llevar un registro detallado de los gastos y administrar las finanzas personales.

Acceso inclusivo: Facilita el acceso a servicios financieros para personas sin acceso a cuentas bancarias tradicionales, como los no bancarizados o sub bancarizados.

El dinero electrónico o e-money permite realizar transacciones en cualquier momento y lugar con dispositivos electrónicos, facilitando el acceso a servicios financiero sin necesidad de cuentas bancarias tradicionales.

Sin embargo, el dinero electrónico también presenta algunas desventajas, incluyendo:

Dependencia tecnológica: Las transacciones electrónicas pueden ser vulnerables a interrupciones del servicio o fallas técnicas, lo que podría dificultar el acceso a los fondos en situaciones de emergencia.

Riesgo de ciberataques: Existe la posibilidad de que los sistemas de dinero electrónico sean objeto de ciberataques, lo que podría comprometer la seguridad de los fondos almacenados en ellos.

Costos asociados: Algunas plataformas de dinero electrónico pueden cobrar tarifas por transacciones o mantenimiento de cuentas, lo que podría aumentar los costos para los usuarios.

Normativa Española y Dinero Electrónico.

En España, la Ley 21/2011, de 26 de julio, de dinero electrónico, establece el marco jurídico para la emisión, distribución y redención de dinero electrónico en el país. Esta ley define el concepto de dinero electrónico, regula las actividades de las entidades emisoras y establece requisitos para la autorización y supervisión por parte de las autoridades competentes.

Las entidades de dinero electrónico en España deben obtener la autorización del Banco de España para operar y están sujetas a una serie de requisitos, incluyendo la adecuación de sus sistemas de gestión de riesgos, la protección de los fondos de los usuarios y la prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

En términos de prevención de blanqueo de capitales, las entidades de dinero electrónico están obligadas a cumplir con las disposiciones de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, así como con las normas y directrices emitidas por el Sepblac (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias).

Normativa Europea: Claves esenciales.

La normativa europea de dinero electrónico establece un marco legal que regula la emisión, distribución y supervisión de dinero electrónico en los Estados miembros de la Unión Europea. La principal directiva que rige este ámbito es la Directiva de Dinero Electrónico (EMD), también conocida como Directiva 2009/110/CE del Parlamento Europeo y del Consejo.

La Directiva de Dinero Electrónico fue adoptada en 2009 con el objetivo de armonizar las normas sobre dinero electrónico en toda la Unión Europea y promover un mercado único para este tipo de servicios financieros. A través de esta directiva, se establecen los requisitos y obligaciones para las entidades emisoras de dinero electrónico, así como los derechos y protecciones para los usuarios de estos servicios.

Algunos de los aspectos clave de la normativa europea de dinero electrónico incluyen:

Definición de dinero electrónico: La directiva define el dinero electrónico como un valor monetario almacenado de manera electrónica, representado en forma de un crédito en una cuenta emitida por una entidad que no sea un banco central y utilizado para realizar transacciones de pago.

Requisitos para las entidades emisoras: La directiva establece una serie de requisitos que las entidades emisoras de dinero electrónico deben cumplir para operar en la Unión Europea. Estos requisitos incluyen la obtención de una autorización de un regulador financiero competente, la segregación de los fondos de los usuarios y la implementación de medidas de seguridad adecuadas.

Protección de los fondos de los usuarios: La directiva establece disposiciones para proteger los fondos de los usuarios de dinero electrónico en caso de insolvencia de la entidad emisora. Esto incluye la obligación de mantener los fondos de los usuarios en cuentas segregadas y separadas de los activos de la entidad emisora.

Derechos de los usuarios: La directiva garantiza ciertos derechos para los usuarios de dinero electrónico, incluyendo el derecho a acceder a los fondos depositados en sus cuentas electrónicas, el derecho a recibir información clara y transparente sobre las condiciones y costos asociados con el servicio, y el derecho a presentar quejas y buscar compensación en caso de problemas con el servicio.

Supervisión y regulación: La directiva establece un marco de supervisión y regulación para las entidades emisoras de dinero electrónico, que incluye la autorización y supervisión por parte de las autoridades competentes en cada Estado miembro de la Unión Europea.

Proceso de autorización: La Directiva de Dinero Electrónico establece un proceso de autorización para las entidades emisoras de dinero electrónico. Las empresas que deseen operar en el espacio de dinero electrónico deben solicitar una autorización a la autoridad competente del Estado miembro en el que estén establecidas. Esta autorización está sujeta a ciertos requisitos, como la idoneidad de los accionistas y la gestión, así como la suficiencia de los recursos financieros y la implementación de medidas de seguridad.

Requisitos de capital: Las entidades emisoras de dinero electrónico están sujetas a requisitos de capital mínimos para garantizar su solvencia y estabilidad financiera. Estos requisitos varían según el tipo y el volumen de actividad de la entidad, pero generalmente están diseñados para garantizar que la entidad tenga suficientes recursos para cubrir sus obligaciones con los usuarios de dinero electrónico en caso de insolvencia.

Segregación de fondos: Una de las disposiciones clave de la normativa europea es la obligación de las entidades emisoras de dinero electrónico de mantener los fondos de los usuarios en cuentas segregadas y separadas de los activos de la entidad emisora. Esto garantiza que los fondos de los usuarios estén protegidos en caso de insolvencia de la entidad.

Medidas de seguridad: Las entidades emisoras de dinero electrónico están obligadas a implementar medidas de seguridad adecuadas para proteger los fondos de los usuarios y prevenir el fraude y el abuso. Esto puede incluir la implementación de controles de seguridad en línea, la autenticación de usuarios y la monitorización de transacciones sospechosas.

Supervisión y cumplimiento: Las autoridades competentes en cada Estado miembro son responsables de supervisar el cumplimiento de la normativa de dinero electrónico y de garantizar que las entidades emisoras cumplan con los requisitos establecidos. Esto puede incluir la realización de inspecciones periódicas, la imposición de sanciones por incumplimiento y la colaboración con otras autoridades en casos de infracciones transfronterizas.

El objetivo garantizar la seguridad y protección de los usuarios de estos servicios financieros, al tiempo que promueve la innovación y la competencia en el mercado de pagos electrónicos en la Unión Europea.

Entidades de dinero electrónico en Europa.

En Europa, existen varias entidades de dinero electrónico importantes que desempeñan un papel destacado en el sector financiero digital. Algunas de las más relevantes incluyen:

Revolut: Revolut es una empresa fintech con sede en el Reino Unido que ofrece una amplia gama de servicios financieros, incluyendo cuentas bancarias, tarjetas de débito y dinero electrónico. La plataforma Revolut permite a los usuarios realizar pagos internacionales, transferencias de dinero y conversiones de divisas de manera rápida y conveniente.

N26: N26 es un banco digital con sede en Alemania que ofrece servicios bancarios completamente digitales, incluyendo cuentas corrientes, tarjetas de débito y dinero electrónico. La plataforma N26 es conocida por su enfoque en la simplicidad y la facilidad de uso, lo que la ha convertido en una opción popular entre los usuarios europeos.

TransferWise (Wise): TransferWise, ahora conocida como Wise, es una plataforma de transferencia de dinero en línea con sede en el Reino Unido. Aunque inicialmente se centraba en transferencias internacionales de dinero, Wise ha ampliado sus servicios para incluir cuentas multi-divisa y tarjetas de débito, lo que le permite ofrecer opciones de dinero electrónico a sus usuarios.

PayPal: PayPal es una de las plataformas de pago en línea más conocidas a nivel mundial. Aunque comenzó como un servicio de pagos por Internet, PayPal ha expandido su oferta para incluir servicios de dinero electrónico, como cuentas digitales y tarjetas de débito, que permiten a los usuarios realizar transacciones electrónicas de manera rápida y segura.

Skrill: Skrill es una plataforma de pagos en línea con sede en el Reino Unido que ofrece una variedad de servicios financieros, incluyendo transferencias de dinero, pagos en línea y tarjetas de débito prepago. La plataforma Skrill es utilizada por millones de personas en todo el mundo para realizar transacciones electrónicas de manera segura y conveniente.

Estas son solo algunas de las entidades de dinero electrónico más importantes en Europa, pero existen muchas otras empresas fintech y bancos digitales que ofrecen servicios similares. La competencia en el sector de dinero electrónico está en constante evolución, con nuevas empresas emergentes y cambios en las regulaciones que afectan el panorama financiero digital en Europa y más allá.

Autorización de Entidades de Dinero Electrónico: Capitalea

De conformidad con nuestra normativa tendrán la consideración de Entidades de Dinero Electrónico o EDE aquellas personas jurídicas que dispongan de autorización para emitir dinero electrónico por el Banco de España, previo informe del servicio ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias en los aspectos de su competencia.

Capitalea ofrece los servicios para la creación de la Entidad de Dinero Electrónico, la obtención de autorizaciones o, en su caso, la autorización de sucursales autorizadas. Para cualquier cuestión estaremos encantados de atenderle, dispone de nuestros datos de contacto en el siguiente link.

Post Tags :

Share :

Newsletter